31 de octubre de 2008

Las Piedras que se mueven


Dentro de la comunidad de Texín, congregación perteneciente al Municipio de Teocelo, se encuentran unas piedras de gran magnitud, conocidas como “las piedras que se mueven” o las Barcinas, término que significa “inestables”. Existe la creencia de que la única forma para moverlas es tocándolas con un solo dedo, esta creencia representa un atracción magnífica por el hecho de que están sostenidas únicamente por una pequeña base de roca, que pareciera que en cualquier momento pueden caer. Si usted tiene la intención de conocerlas, no sólo se maravillará con éstas, sino que existen 2 atractivos más que encontrará en su trayecto.

Inicialmente, tiene que llegar a la primera parada de la población de Texín, en seguida a unos cuantos metros, de lado derecho, encontrará un puerta de madera rústica que lo conducirá por un potrero, deberá seguir su camino hasta topar con una rodada, continúe caminando y en pocos metros hallará el primer atractivo: un mirador natural de aproximadamente 40 metros de altura, donde podrá apreciar una hermosa vista del paisaje que lo rodea.

Continuando con la búsqueda de las piedras, regrese al camino por el que venía y se topará con una granja, inmediatamente después de ésta, encontrará el segundo atractivo: una cascada de aproximadamente 20 metros, que forma una gran posa. Puede llegar por un camino muy accesible, para poder estar detrás de la caída de agua.

Prosiguiendo en la búsqueda, suba por encima de la cascada y con mucho cuidado cruce el río, es importante resaltar que encontrará una gran variedad de posas sobre éste. Al cruzar este río, camine en dirección a la caída, inmediatamente localizará una entrada con una puerta rústica de donde parte un alambrado, siga la dirección de éste y en unos 200 metros, a la izquierda métase por un sendero plano. Llegará a estas piedras. Disfrute su paseo.
Texto y Foto: Iván Morales